Centro especialista en dificultades de aprendizaje

Porque no todos aprendemos lo mismo ni al mismo tiempo, guiamos y ayudamos a tu hijo/a a superar sus problemas en el proceso de aprendizaje.

Dificultades de aprendizaje

Cuando hablamos de dificultades de aprendizaje nos referimos a ciertos trastornos que afectan a la forma en la que un niño adquiere determinadas capacidades, como pueden ser el lenguaje (dislexia), las matemáticas (discalculia) o la escritura (disgrafía), entre otras.

Como especialistas en dificultades de aprendizaje, en Lapis de Cor entendemos que cada niño es único, al igual que las características propias de la dificultad que presente, por lo que desarrollamos intervenciones cuyo punto de partida es la singularidad de cada niño/a. Así, el objetivo es ofrecerle a tu hijo/a un escenario a su medida en el que pueda adquirir las capacidades necesarias para alcanzar un grado adecuado de autonomía de una forma en la que se sienta cómodo/a y le permita seguir aprendiendo de forma natural.

¿Con qué niños/as trabajamos?

Las dificultades en el aprendizaje pueden estar presentes en cualquier etapa de la vida de un niño, ya que a medida que crece las cosas que debe aprender se hacen más y más complejas. Con esto en mente, trabajamos con niños de todas las edades para ayudarles a superar cualquiera que sea la dificultad que presente.

Centro psicopedagógico 4

Atención temprana (0-6 años)

Como en la mayoría de los trastornos, un diagnóstico temprano es fundamental para ayudar al niño a superar los problemas que acarrea una dificultad de aprendizaje. Para hacerlo prestamos especial atención a diversas señales que pueden estar queriéndonos decir algo, como un retraso marcado en el habla, problemas de pronunciación, problemas de atención, dificultades en la psicomotricidad final, en la gestión emocional o en las habilidades sociales, por ejemplo, a fin de desarrollar una intervención temprana del problema de la forma más eficiente posible.

Niñez (6-12 años)

Con el comienzo de la etapa escolar las dificultades del aprendizaje pueden hacerse todavía más patentes, ya que es cuando el niño/a aprende a leer, escribir, hacer cálculos matemáticos, etc. Conscientes de que esto puede llevarle al fracaso escolar, con el consecuente deterioro de la seguridad y la autoestima que esto podría implicar, en Lapis de cor aplicamos diversas técnicas de aprendizaje para dar al alumno las herramientas necesarias con las que podrá adquirir la autonomía precisa para el aprendizaje.

Adolescencia (12-18 años)

Las dificultades de aprendizaje no afectan solo a las primeras etapas del desarrollo de un niño, sino que pueden estar presentes durante toda su vida. Por eso trabajamos también prestando especial atención a las señales que se observen en los adolescentes, ya que muchas veces la familia o la escuela pueden pasar por alto ciertas “alarmas” por pensar que son algo normal de la edad, cuando en realidad podrían estar queriéndonos decir algo mucho más importante.

Nos centramos en la familia

La familia es el primer y más importante núcleo de información y aprendizaje de una persona, sobre todo en las primeras etapas de su desarrollo; es por eso que una participación activa de los padres, y el grupo familiar en general, resulta fundamental para que la intervención alcance cada uno de los objetivos marcados.

Con esto en mente, en Lapis de cor desarrollamos cada intervención en estrecha colaboración y comunicación con la familia, asesorándoles y acompañándoles durante todo el proceso para ayudar al niño a superar cada una de sus dificultades.

Las fases del tratamiento de las diversas dificultades de aprendizaje

Para conseguir los mejores resultados queremos explicarte cómo llevamos a cabo las distintas etapas de nuestro trabajo

Valoración

A través de la aplicación de diversas técnicas y tests, de la observación clínica y del estudio del entorno familiar y escolar del niño, desarrollamos una valoración inicial en la que definimos el tipo de dificultad que presenta, la clase de intervención que llevaremos a cabo y los objetivos que perseguiremos con ella. Con todo esto elaboramos un plan de atención individualizada que marcará las pautas del trabajo que realizaremos  a partir de ese momento para ayudar al niño a superar sus dificultades.

Intervención

Una vez definido el plan de atención individualizada, nos ponemos manos a la obra: teniendo en cuenta que cada niño es único y que la forma de ayudarle también debe serlo, desarrollamos juegos para definir y afianzar conceptos (espaciales, temporales, de escritura…), actividades de razonamiento (visual, verbal, matemático…) o ejercicios de estructuración de conocimiento, a fin de darle al niño un marco a partir del cual adquirir progresivamente las capacidades con las que tiene problemas.

Seguimiento

Desde el propio inicio de la intervención realizamos un seguimiento del niño, analizando el progreso que hace a la vez que definimos si es necesario restablecer ciertos objetivos o modificar de alguna manera el plan de atención individualizada. Con esto no solo estaremos en condiciones de saber la forma en la que el tratamiento está ayudando en la evolución del niño, sino que también nos dará los datos que necesitamos para saber si es necesario redefinir alguna parte de la propia intervención.

Alta

El alta del niño se consigue una vez que observamos que este ha alcanzado los objetivos definidos al comienzo de la intervención. Considerando que muchas de las dificultades de aprendizaje pueden ser crónicas, estos objetivos apuntarán a reducir sensiblemente los problemas que puedan generar en el normal desarrollo de su vida. Así, una vez terminada esta intervención, el resultado final será un niño mucho más preparado y seguro de sí mismo para enfrentarse a los retos habituales de su día a día.

Nuestro equipo

Amamos nuestro trabajo, y por eso ponemos el corazón en cada nuevo niño que recibimos en nuestro centro. Solo así podemos asegurarte a ti y al él o ella que haremos todo para ayudarle a superar sus dificultades.

Pero en Lapis de Cor no somos solo profesionales con pasión por su trabajo, sino también por su formación: especialistas en pedagogía, psicología y psicopedagogía, seguimos formándonos continuamente para poner todos nuestros conocimientos y años de experiencia a tu disposición y la de tu familia. Así podremos acompañarte a lo largo del camino que lleve a tu hijo al lugar de seguridad, confianza y aprendizaje en el que merece estar.

Ana María - Psicopedagoga
Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en